Embajador ruso asesinado en Turquía

El embajador ruso en Turquía fue asesinado por un oficial de policía fuera del horario de servicio al frente de testigos aterrados, supuestamente en venganza por la crisis en Aleppo. Se reportó que el asesino, inteligentemente vestido de traje y corbata negra, gritó “Allahu Akbar” y dijo en turco “nosotros morimos en Aleppo, ustedes mueren aquí” luego de dispararle al embajador Andrei Karlov en la espalda.
El atacante fue herido fatalmente por la policia luego de asesinar a Karlov y herir a tres otras personas en lo que el Ministerio de Asuntos Externos ha llamado “un acto de terrorismo”. Karlov, de 62 años, estaba realizando un discurso en una galería de arte en la capital de Ankara cuando recibió disparos desde atrás en un ataque capturado totalmente en cámara, y luego recibió un disparo más a quemarropa mientras yacía en el piso.
El asesino de 22 años fue identificado por los oficiales turcos como Mevlut Mert Altintas, y fue un oficial de policía por lo que usó su identificación para entrar al Centro de Arte Contemporáneo de Ankara. El oficial fue un miembor de la policía elite antidisturbios de Ankara por dos años y medio. Luego de matar al embajador comenzó a gritar “no se olviden de Aleppo, no se olviden de Siria. Mientras nuestros hermanos no estén seguros, ustedes no podrán disfrutar de la seguridad. Cualquiera que forme parte de esta opresión pagará, uno por uno. Solo la muerte me sacará de aquí”.
Abogados declararon que las autoridades ingresaron en un domicilio relacionado con el tirador y su famlia, y los medios turcos afirman que el padre, la madre y la hermana han sido detenidos para ser interrogados. Un oficial a cargo comentó a Reuters que hay claras señales de que el asesino perteneció a la red del clérigo Fethullah Gulen, que fue acusado de organizar un golpe fallido en julio. Este oficial anónimo declaró que la investigación actual estuvo enfocada en los enlaces del asesino con la red.
En un discurso televisado el presidente ruso Vladimir Putin, el aliado más poderoso del presidente sirio Bashar al-Assad, dijo que el asesinato fue una “provocación” destinada a bloquear el proceso de paz en Siria. El presidente turco Recep Erdogan, un firme opositor de Assad, también habló en televisión y dijo que el ataque fue un intento de interrumpir las relaciones Turquía-Rusia. Ambos mandatarios acordaron en reforzar los lazos para comenzar una investigación conjunta que determine si el asesino estaba siguiendo órdenes.
Turquía y Rusia han apoyado lados contrarios en la guerra siria. Los ataques aéreos rusos fueron fundamentales para ayudar a las fuerzas sirias a terminar con la resistencia rebelde en Aleppo recientemente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *